Noticias

11.ene.2011 / 11:34 am / Haga un comentario

Robert Serra va rápido. En su resumen curricular ya muestra el título de abogado obtenido en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), un posgrado en criminalística realizado en el Instituto Universitario de Policía Científica y ahora una curul en la Asamblea Nacional. Todo esto con tan solo 23 años de edad.

Serra, quien destacara en el movimiento estudiantil del Partido Socialista Unido de Venezuela, labró su llegada al Palacio Federal Legislativo desde las bases del chavismo. Alcanzó la nominación del PSUV por el circuito 2 de Caracas tras vencer en unas primarias donde se midió, entre otros, con Fernando Soto Rojas, actual presidente de la Cámara.

Gracias al apoyo de 71 mil 339 electores, el 26 de septiembre se convirtió en diputado de la República, el más joven de los 165 que hoy integran el Parlamento venezolano. “Todos los que están sentados en la bancada de la oposición tienen rabo de paja. Se los digo yo que tengo solo 23 años, que soy el más joven, y que no hubiera podido ser ni adeco ni copeyano aunque hubiese querido porque cuando llegué a mi participación política ya ellos habían muerto políticamente”.

-¿Qué puede esperarse de esta nueva Asamblea?

-Estamos frente a una AN que despierta una gran expectativa en el pueblo. Lo primero pasa porque cada sector reconozca su posición frente a ella. Nosotros tenemos una mayoría que ejerceremos, aprobando proyectos de ley que beneficien al pueblo. Esperamos, además, que la oposición con la minoría que tiene dentro de la AN decida convertirse en alternativa, en un bloque serio, que más que sabotear y generar shows mediáticos, lleve propuestas de país.

Estamos decididos a profundizar la revolución bolivariana, ser un muro de contención frente a las pretensiones de la derecha de desestabilizar y para resolver los temas estructurales del pueblo venezolano.

-¿Cómo interpreta el regreso de la oposición a la Cámara después de 5 años?

-Sería mezquino no darle importancia a la presencia de la oposición venezolana. Es sano para la democracia, para la revolución, porque su presencia legitima que existe una democracia, que el sistema electoral que ellos cuestionaron funciona, al punto que llevaron 65 diputados a la AN. Valoramos su presencia, pero queremos que ellos nos reconozcan y respeten como mayoría y que podamos dar un debate de altura con ideas.

-Más allá de las claras diferencias, puede haber espacio para el diálogo y las coincidencias entre los bloques. En la sesión de instalación, por ejemplo, la oposición planteó aprobar una ley del primer empleo para ayudar a los jóvenes.

-Sí, creo que hay coincidencias en algunos elementos. Luego de 10 años, creo que ellos aprendieron que había que legislar en materia social, aunque ellos no quisieran. Así ellos hubiesen querido legislar en otra materia, el pueblo demostró que lo social es prioritario. Ahora, el tema es la forma. Si van a legislar en temas sociales tratando de cuidar algunos intereses personales, que es la pretensión de la oposición, no podemos avanzar de manera unitaria. Nosotros seguiremos avanzando en temas estructurales como seguridad, juventud y educación con nuestro pueblo, que a fin de cuentas es el que decide.

-Sin embargo, la oposición denuncia que esta AN nace con su capacidad de legislar castrada por la Ley Habilitante.

-Esa es una manipulación, en la medida en que la Ley Habilitante no cercena ni disminuye el trabajo parlamentario. Simplemente delega algunas funciones al jefe de Estado, producto de la tragedia ocasionada por las lluvias. Los diputados de la AN debemos continuar con la agenda legislativa y seguir avanzando en temas estructurales.

-¿Cuáles serían esas prioridades legislativas?

-En mi campaña asumí el compromiso de abordar el tema de la seguridad. Es un tema estructural, cuya solución principal es la educación, sustituir el ocio en la juventud por elementos socioproductivos.

Pero más allá de eso se suma otra prioridad: la ley de universidades. Si los jóvenes salen del bachillerato y les cierran las puertas en las universidades, caen en el ocio. Si, además, no les dan trabajo, pueden ser potenciales delincuentes. La ley de universidades incide hasta en la seguridad.

-Vetada la Ley de Educación Universitaria, ¿cómo abordarán ahora el debate?

-Hay elementos innegociables en la ley y otros que se pueden discutir. Cosas como la estructura de la universidad y su funcionamiento pueden ser discutibles. Las responsabilidades que se le entregaban al ministerio, pudiesen ser debatidas. Sin embargo, temas como el sistema de ingresos, el método de elección de autoridades y el pénsum son innegociables. Debemos democratizar a las universidades.

-¿Qué opina de la ley antitalanquera? La oposición señala que la pasada AN la aprobó ante el temor de divisiones en el chavismo.

-Ese argumento se cayó gracias a María Corina Machado y su combo, que decidieron armar tienda aparte, desligarse de los partidos de la oposición.

Estoy seguro que con o sin esa ley, nosotros estaremos sólidamente unidos. Habría que ver qué pasará con la oposición en los próximos días. Te lo juro por mi madre que cuando a esa gente le digan que deben escoger candidato presidencial, cada diputado hará su propio partido para ser el elegido. Creo que una ley antitalanquera no es suficiente para el poco de puñaladas traperas que se van a dar los dirigentes de oposición.

-Entonces, como dijo el presidente Chávez, la consigna es “triturar” las voces de la oposición en la AN.

-Todos tienen rabo de paja, cada uno tiene su propio prontuario. Con solo quitarles la máscara es suficiente para que el país los triture por sinvergüenzas. Allí hay dos visiones de país: quienes creemos que se resuelve con socialismo y quienes creen que tenemos que vendernos a los gringos.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.